Problemas de comportamiento

7 CLAVES PARA EVITAR QUE LA TELEVISIÓN Y LOS ANUNCIOS AFECTEN A TUS HIJOS

5 Dic , 2016  

En el artículo anterior (Efectos de la Televisión y los Anuncios en los niños) te explicaba los peligros por la constante exposición a la televisión y los anuncios de los niños.

A continuación, te expongo 7 Claves para evitarlos y que vuelvas a tomar el control sobre la influencia en tus hijos y sus valores: 

1.- No les pongas un televisor en su habitación

Te lo recomiendo a ti también porque además predicarás con el ejemplo. Ver la televisión hasta el momento de dormir tiene efectos demoledores en el descanso de los niños, en la calidad de su sueño, en sus pesadillas, etc. Si ya la tienen, es importante que la retires. Prepara bien la retirada:

  • Explícales por la mañana temprano de un sábado que esa noche ya no tendrán más televisor en su cuarto. Te ha informado un doctor que los niños con televisor en su dormitorio duermen peor, tienen más pesadillas, mayor riesgo de obesidad infantil y crecen menos (todo es absolutamente cierto).
  • Si no lo admiten explícales que es tu deber como padre/madre velar por su salud. Has cometido un error colocando una tele en el cuarto y el doctor te ha reñido. Si no lo hicieras estarías incumpliendo tu trabajo como papá/mamá.
  • Una vez explicada tu decisión irrevocable diles que has pensado salir con ellos para comprarles un libro o un cómic de su elección. Es una alternativa previa al momento de dormir mucho menos dañina que la tele. Si son muy pequeños se lo puedes leer tú. Si son mayores podrán leerlo en la cama antes de dormir, hasta la hora que decidas como tope. Menos televisión y más lectura

Girls Watching Flat Panel TV --- Image by © Pixelhouse/Corbis

 

2.- Usa la televisión de forma útil

No la enciendas a menos que tengas previsto ver algo muy concreto: Un evento deportivo, un concierto, las noticias, la serie infantil que les encanta… Acostúmbrales a que cuando acaba el programa que queríais ver, la tele se apaga.

Si queréis ver una película, te aconsejo que la busques en un videoclub y la veas sin anuncios. Si no podéis, al menos pulsad el botón de silencio (MUTE) del mando durante los anuncios. No permitas que la sintonía y los mensajes comerciales os alcancen y estimulen vuestro instinto consumista.

 

3.- No prohíbas ver la televisión

Las prohibiciones suelen generar interés por lo prohibido. En lugar de eso anímales a que realicen tareas creativas o de aprendizaje. Alternativas que no les deje tiempo para ver la tele, y donde desarrollen su cerebro de forma activa, en lugar de mirar una pantalla de forma pasiva.

Puedes probar con ellos las siguientes opciones:

  • Lo primero es que hagan sus deberes pendientes. Puedes ofrecerles ideas si tienen dudas sobre alguno de ellos (sin hacerlos tú). Te aconsejo que leas el articulo sobre los deberes
  • Si lo han hecho ya, repasa el resultado con ellos (no los hagas tú, insisto).
  • Por supuesto pueden jugar con sus juguetes, juegos de mesa, etc, como alternativa al tiempo que pasan viendo el televisor, que evidentemente debe quedarse apagado mientras juegan.
  • Con un ordenador o portátil pueden aprender mecanografía en Internet. Mis hijos llevan 3 años usando esta web: http://www.mecanografia-online.com/ES/Aspx/Start.aspx. Ellos practicar 30 minutos al día.
  • Pueden aprender a programar desde los 5 años. Mis hijos practican Scratch en esta web: https://scratch.mit.edu/projects/editor/?tip_bar=home. Es tan sencillo que los niños lo pillan rapidísimo. Ellos practican 30 minutos cada dos días. Aquí tienes un manual fácil con el que puedes enseñarles: http://www.mundoeduca.es/scratch/pdf/Tutorial%20scratch_01.pdf. Aquí tienes otro: https://nuestratecnologia.files.wordpress.com/2011/09/manual-scratch.pdf
  • Hay más opciones para aprender a programar. Mira este artículo donde también se explica por qué es bueno que los niños aprendan a programar: http://www.tecnologiadetuatu.elcorteingles.es/trucos/programacion-ninos-edad/
  • Anímales a que pinten, hagan manualidades (papel, cartulinas, plastilinas, etc), escriban relatos, dibujen comics, etc. Mejor si puedes estar tú al principio con ellos para que empiecen, para estimular su imaginación mediante lluvia de ideas, pero sin hacer prácticamente nada. Un error común que cometemos es ponernos nosotros manos a la obra o simplemente dirigir la obra. Deja que sean ellos los que desarrollen la actividad creativa, que se equivoquen y vuelvan a empezar. Permite que experimenten y que produzcan cualquier cosa por muy surrealista que parezca. Todo está bien mientras se entretengan.

juegosdemesafamilia

 

 

 

 

 

 

 

4.- Establece un máximo de horas diarias de televisión para los niños de la casa teniendo en cuenta:

  • La televisión se apaga siempre media hora antes de la hora de irse a la cama.
  • Los programas que pueden verse son únicamente los del “horario infantil”

5.- Procura que los programas de dibujos animados y series infantiles americanas o inglesas que vean tus hijos sean en versión original

Es una buena forma de aprovechar la televisión con tus hijos. Actualmente la televisión (TDT) permite elegir el idioma original además del doblado (español).

Siempre me ha sorprendido ver como padres que se gastan una fortuna en colegios privados bilingües o ingleses, que los llevan a academias de idiomas, que contratan profesores nativos particulares, o que los envían en intercambio al Reino Unido no fomentan que sus hijos vean estos programas en inglés, en lugar de doblados al castellano. Este es un problema clásico en España que apenas se produce en otros países de Europa o Latinoamérica.

Al principio no comprenderán nada y puede que abandonen la tele y se pongan a hacer otra cosa (¡bien!). Luego comenzarán a entender frases sueltas y prestarán más atención al contexto. Finalmente te aseguro que al cabo de 6 meses viendo estas series en versión original tus hijos multiplicarán por 10 su comprensión del inglés y adquirirán un acento increíble. Si no me crees pregunta a su profesor/a nativo/a.

Busca el botón de “Audio” en el mando a distancia y ponlo en V.O. No pongas subtítulos. Luego escóndelo. Haz esto mismo cada vez que ellos quieran ver dibujos o series en los canales Clan TV o Disney, etc como Bob Esponja, The Next Step, iCarly, Jessie, etc.

Cuanto más pequeños sean mejor, pero he comprobado que esta técnica funciona bien como mínimo hasta los 11 años de edad. Estoy convencido que con adolescentes si consigues convencerlos sin forzarles funcionará también.

Puedes plantear este cambio un mes después de los otros que te estoy proponiendo para hacerlo progresivo. Tendrás resistencia los primeros 4 o 5 meses e intentarán verlo todo doblado al castellano en cuanto no estés pendiente. Es normal. Tú llevas haciéndolo más de 20 años y es lo único que ellos han conocido. Debes tener comprensión y firmeza.

6.- Establece las siguientes normas de la casa y explícalas muy bien a todos, niños y adultos:

tvmute

 

 

 

 

 

 

  • Si la televisión está encendida y nadie la está mirando durante más de 2 minutos, la apagarás como mínimo 10 minutos.
  • Enséñales que siempre que estén viendo la televisión y pongan anuncios deben pulsar el botón de silencio del mando (MUTE). No permitas que empiece el bombardeo. La consecuencia de no pulsarlo es que la tele se apaga durante 5 minutos. Eso también va por ti cuando ellos te pillen viendo anuncios.
  • Si un programa inglés o norteamericano tiene opción de audio original pero lo estaban viendo doblado al castellano, se apaga la tele durante 10 minutos (si únicamente cambiaras el audio y no la apagaras, nunca lo harían ellos al no tener consecuencias)
  • Si vais en el coche y estáis oyendo música o la radio, cambia de canal cuando comiencen los anuncios.

Estas reglas se establecen muy bien desde que tienen 2 o 3 años.

7.- Comed en familia con la TV apagada

family-lunchConversad sobre el día en el colegio y en el trabajo, o cualquier otro asunto que elijáis.

Una vez pongas en práctica estas Claves te preguntarás como era posible que anteriormente te tragaras tal cantidad de anuncios. Sobre todo te darás cuenta cuando vayas de visita a casa de familiares o amigos, al observar su televisor encendido sin nadie mirándolo mientras charláis, y con los anuncios con un volumen tan alto que os obligará a levantar la voz para poder entenderos. Te aseguro que tendrás unas terribles ganas de coger el mando a distancia y pulsar el MUTE. No lo hagas, no  pretendo que se enfaden contigo. Simplemente comenta este artículo con ellos a ver si conseguimos vacunar al mayor número de niños (y adultos) contra esta lacra.

Y aunque no lo consigas, al menos tu tranquilidad y la de tus hijos te lo agradecerán.

 

Enlaces interesantes:

Los niños y la Publicidad

Publicidad e Infancia

Publicidad dirigida a los niños

 

Problemas de comportamiento

7 MANERAS EN QUE LOS PADRES ANIMAN SIN SABERLO EL MAL COMPORTAMIENTO DE SUS HIJOS

30 Nov , 2016  

¿Haces tú alguna de estas cosas que animan al mal comportamiento en los niños?

¿Cómo dices? ¿Que nunca animarías las conductas inapropiadas de tu hijo? Si estás haciendo algo de lo siguiente, podrías estar haciendo justo eso. Los niños aprenden a comportarse mal, de la misma forma que aprenden a ser buenos, amables y educados.

Aquí tienes algunas formas comunes en que los padres animan sin querer el mal comportamiento de sus hijos.

  1. No ser firme

Le dices que no a una chuchería extra. Tu hijo tiene un berrinche. Le das esa chuche.

Acabas de establecer un mensaje claro en la mente de tu hijo de que al insistir o patalear consigue exactamente lo que quiere, y que lo que tú le digas en un momento dado, no importa porque puedes cambiar de opinión. 

  1. No terminar lo que empiezas

¿Has visto alguna vez a un padre o madre lanzando amenazas vacías? En plan, “si haces eso una vez más, (voy a apagarte la tele / no te llevo a jugar el partido / te quedas sin helado, etc)”, y luego no continuar con las consecuencias cuando el niño no hizo lo que le pidió? Si tienes este hábito tu hijo probablemente tiene el hábito de no escucharte cuando le pides que haga o no haga algo. ¿Por qué iba a hacerlo si no hay consecuencias?

  1. Excusarle

Está cansado… Aún es joven… Tiene hambre…

Por supuesto los niños no pueden estar en su mejor forma el 100% del tiempo. Ni es justo ni es posible. Los niños tienen hambre y se cansan y se ponen de mal humor, especialmente cuando son pequeños y aún no tienen capacidad de expresar sus emociones. Incluso los niños mayores en edad escolar pueden tener sus momentos malos. Pero si pones excusas por tu hijo todo el tiempo, entonces: Houston, tenemos un problema.

  1. Gritarle

Puedes pensar que gritar hará más probable que te oigan y obedezcan, pero igual que pasa con el cachete, se trata una solución a corto plazo que no solamente pierde efectividad a largo plazo, sino que puede dañar tu relación con ellos.

Hablarle a tu hijo en una forma educada pero firme te dará mejores resultados y fortalecerá tus lazos parentales.

 

  1. Amenazarle

Hay una diferencia entre advertir a un niño de que habrá consecuencias si se porta mal (perder el videojuego si le pega a su hermano, por ejemplo) o amenazar con castigarle.

Un estudio fascinante demostró que cuando los niños son amenazados con castigos por mentir, se hacen más propensos a mentir.

En un reciente estudio de investigación en la Universidad McGill de Montreal (Canada), 372 niños entre 4 y 8 años fueron evaluados para ver qué influenciaba el que mintieran. “Queríamos ver qué cosas aumentan la probabilidad de la honestidad y deshonestidad en los niños”, dice la doctora Victoria Talwar, profesora asociada y autora principal del estudio. Para averiguarlo, los investigadores dejaron a cada niño solo en un cuarto durante un minuto y les pidieron que no miraran un juguete, que habían dejado en una mesa detrás de ellos. Una cámara oculta grababa lo que los niños hacían, y cuando los investigadores volvieron a la habitación, les preguntaron si se habían vuelto o no a mirar el juguete. Alrededor de 2/3 de los niños mintieron sobre lo que habían hecho en realidad. Los niños mayores tendían a ser más honestos pero también eran los mejores mintiendo.

Un descubrimiento aún más interesante fue que los niños eran menos propensos a contar la verdad cuando tenían miedo de ser castigados por mentir y más proclives a ser honestos cuando les decían que agradarían a los adultos o que decir la verdad era lo correcto y que se sentirían mejor con ellos mismos.

Y si le amenazas sin que se cumplan las consecuencias (ver número 2. No terminar lo que empiezas), entonces le estás dando al niño aún menos razones para que haga lo que le pides.

  1. Pegarle

Los estudios demuestran que el castigo corporal conduce a resultados muy poco deseables en los niños como mayor agresividad, menor empatía, comportamiento antisocial y menor auto-estima, entre otros. Añádele la falta de efectividad a largo plazo (se les ha adiestrado a ser más desafiantes a largo plazo y la lección que aprenden es como evitar el dolor, y no como regular su propio comportamiento y a tomar las decisiones adecuadas) lo que convierte al castigo corporal en una solución muy poco efectiva a largo plazo para cualquier problema de comportamiento de los niños.

  1. Sonreír o reír ante sus comportamientos

Si, puede ser adorable cuando tu niño salta encima de la silla en un restaurante cuando ponen su canción favorita o cuando come con las manos. Pero la mala educación y la falta de protocolo básico no son divertidos para el resto de personas que os rodean, y si te equivocas al no detener su mal comportamiento cuando te parece gracioso, tu hijo continuará haciendo lo que le dé la gana y muchos incluso intentarán hacer más ruido y ser aún más molestos para obtener más risas.

Publicado el 30/11/2015 por Katherine Lee en inglés en la página web www.verywell.com dedicada a asuntos de salud física y mental para niños y adultos:

https://www.verywell.com/how-parents-encourage-bad-behavior-in-kids-620123

Problemas de comportamiento

EFECTOS DE LA TV Y LOS ANUNCIOS EN LOS NIÑOS

30 Nov , 2016  

Es la hora de acostarse y te dicen que se les ha olvidado hacer los deberes. Llevan con el plato en la mesa casi una hora y te desespera porque todavía no terminan de comer. Últimamente tu hijo se muestra irascible, tiene rabietas y te grita cuando le pides que haga algo que no le gusta. El profesor del cole te informa que tu hija está muy despistada, no presta atención y ya ha tenido que castigarla varias veces por interrumpir la clase charlando. El pediatra te dice que podría ser hiperactiva y tener déficit de atención…

En principio es difícil conectar estas situaciones con los efectos de la televisión, y es posible que también existan otros factores adicionales, pero todos ellas tienen relación con la pantalla. Si no es la causa principal, las posibilidades de que las potencie son muy altas.

 

Smiling man watching interesting movie

Aunque el televisor puede ser un invento muy útil como medio de información y entretenimiento opcional, desgraciadamente también es un perverso ladrón de atención y un sistema de comunicación unidireccional donde los consumidores no participamos más que para ver imágenes, por lo que apenas utilizamos nuestro cerebro. La TV ha sustituido momentos de creatividad y formación que antiguamente usábamos para cultivarnos intelectualmente. Abusamos de ella convirtiéndonos en meros zombies devoradores de series, noticias, concursos y reality shows.

tv-1Lo primero que hacemos al llegar a casa es encenderla y ya no la apagamos hasta acostarnos. Incluso la mantenemos encendida mientras hacemos tareas en la casa y no la estamos viendo. Sin ese ruido de fondo no sabemos vivir.

Para colmo, el impuesto que conlleva tener televisión es el de tener que soportar a diario cientos de impactos por anuncios.

Los anuncios afectan incluso cuando no se están viendo, y sus creadores lo saben. Sus escogidas frases, sus bandas sonoras y sus sintonías, están planeadas para introducirse por los oídos de quienes tienen puesta la TV o la radio, aunque al mismo tiempo estén conduciendo, charlando o realizando cualquier otra actividad, grabándose en forma de eslóganes repetitivos que no nos podemos sacar de la cabeza.

tv3El caso de los niños que tienen la televisión puesta mientras intentan concentrarse estudiando o haciendo deberes es quizá el más extremo de efecto perjudicial para ellos.

Los anuncios publicitarios están diseñados para captar nuestro interés y nuestros hijos son especialmente sensibles a ellos. Un niño que tiene capturada la atención durante varias horas al día por series, dibujos y sobre todo anuncios, agota su capacidad de concentración y luego desarrolla problemas de aprendizaje o de concentración. Su cansancio mental no es perceptible a simple vista, pero se pone de manifiesto con cualquier discusión que acaba derivando en rabieta. Decimos entonces que el niño está “muerto de sueño” y por eso se comporta así.

 

tv4Las últimas tendencias de las cadenas para manipularnos y que no cambiemos de canal durante sus anuncios es advertirnos que van a decir algo interesante a la vuelta de un espacio supuestamente breve “volvemos en 5 minutos” (12 anuncios).

También durante una película sorprendentemente apenas sin interrupciones, justo cuando sólo restan los últimos 5 minutos para el anhelado desenlace, abren un espacio de 25 o 30 interminables minutos de anuncios (50 o 60 anuncios), sabiendo que vamos a estar pendientes para poder ver el final.

¿No te desespera como suben el volumen de tu televisor cuando comienzan?

 

A quién le interesan los anuncios

La cadena de televisión se financia a través de los anunciantes, así que le interesa emitir anuncios.

A las marcas les interesa bombardearnos con anuncios al mayor número posible de personas ya que un gran porcentaje del público alcanzado comprará sus productos.

Los directores, guionistas, actores, decoradores o iluminadores cobran por trabajar en los anuncios, así que les interesa hacerlos.

Y finalmente a nosotros los espectadores y posibles consumidores, ¿nos interesa ver los anuncios?

En el año 2016 cualquier cosa que necesitemos la podemos encontrar en Internet. Buscando a través de Google y a continuación entrando directamente en la web del hipermercado, la tienda de ropa, zapatería, pizzería, etc. Los mismos comercios y marcas que se anuncian en TV no descuidan sus páginas webs, así que si ponen algún producto en oferta o nos interesa algo concreto, sólo tenemos que buscarlo y lo encontraremos fácilmente en Internet.

No tenemos necesidad de estar recibiendo anuncios que nosotros no hemos elegido recibir, sino que han sido elegidos por ellos, en base a sus intereses comerciales, campañas, etc.

A nosotros no nos interesa absorber la cantidad de anuncios con los que somos acosados por TV, radio, vallas, buzoneo, product placement, ofertas en tickets junto a los de la gasolina, hipermercados, etc, invasión en la calle o en Centros Comerciales, llamadas telefónicas, ufff.

tv5La razón por la que estos comerciantes que ya están en Internet pagan además elevadas cifras por emitir anuncios en otros medios como la televisión, es precisamente porque desean estimular nuestro afán consumista para que les compremos sus productos a pesar de que no lo hayamos planificado ni buscado porque no nos hacían falta. Para conseguir que personas compren algo que en realidad no necesitan, utilizan técnicas de persuasión y seducción muy sofisticadas, incluyendo sintonías pegadizas, personajes famosos, historias conmovedoras, imágenes impactantes, etc. ¡Y les funciona!

En esta noticia puedes ver un estudio sobre el consumo por capricho, relacionado con la colocación de productos en determinadas zonas estratégicas y en esta sobre cómo usan trucos para que compremos. Es el mismo tipo de consumo impulsivo que los comercios estimulan con los anuncios.

Si nosotros decidimos cuando necesitamos y queremos comprar algo, nosotros lo buscamos, por lo que el poder de consumir es nuestro y no de ellos, y además ahorraremos dinero por compras inducidas innecesarias.

De todas las víctimas de esta estrategia de acoso publicitario, nuestros hijos son los más sensibles y los anunciantes lo saben. Son el vehículo que utilizan para llegar a los padres, manipulándolos para presionarnos con el objetivo de que compremos sus productos.

Lo volveré a repetir: utilizan a nuestros hijos, y nosotros les dejamos. Pon esa frase en cualquier otro contexto y piensa si lo permitirías.

Hace más de 10 años, antes de que nacieran mis hijos, ya decidí que en mi casa no se veían más anuncios (en el siguiente artículo te explicaré lo que hago para evitarlos). Si como hice yo entonces, te planteas a quién le interesan en realidad que se emitan anuncios en Televisión, Cine, Radio, etc, te sorprenderás de que aún no hayas tomado medidas serias para evitarlos a toda costa.

Los anuncios y su relación con el TDAH

tv6Este bombardeo indiscriminado provoca un exceso de atención constante que nos imposibilita  a niños y adultos dejar descansar a nuestro cerebro, inundándolo de ofertas y productos de consumo, y nos impide apreciar el valor relajante del silencio. Desgraciadamente, debido al desarrollo inacabado de su cerebro, nuestros hijos son infinitamente más vulnerables.

¿Entiendes ahora el creciente número de niños con los síntomas que muchos doctores denominan hiperactividad y déficit de atención (TDAH)?

Sin entrar a valorar otros factores que inducen a ese trastorno, lo cierto es que la saturación constante de mensajes publicitarios para provocar su atención inunda un espacio que debería estar ocupado por actividades relajantes o creativas como la lectura, pintura,  manualidades, juegos en grupo o por la simple calma.

Estoy convencido de que esta tensión perpetua convertida en rutina diaria es un factor de riesgo que termina afectando neurológicamente  a los pequeños y provocándole trastornos relacionados con los síntomas del TDAH. La escasez de tiempo de relax y silencio y el cansancio por la sobreexposición a la televisión y a los anuncios produce problemas con el sueño que son demoledores para nuestros hijos en edad de crecimiento.

Implantación de valores ajenos a ti

Para colmo, esta constante sobreestimulación comercial va implantando valores y roles en nuestros hijos que entran en conflicto con muchos de los que nosotros queremos transmitirles. Probablemente los más importantes.

tv7De poco sirve que le expliques a tu hija la importancia de sentirse a gusto con su propio cuerpo o con su realidad social, si a diario está viendo series o anuncios con imágenes y música espectaculares que la influencian mucho mejor que tú sobre la importancia de ser la “Reina” del baile de fin de curso o la princesita de “Princelandia”.

Hablar con tu hijo sobre la inutilidad de la violencia y los peligros de resolver problemas a golpes en el colegio no sirve de mucho si cada tarde/noche cena mientras veis una serie policíaca.

Los directores y guionistas de series y anuncios utilizan una técnica infalible para influenciarnos. Cuando quieren hacer parecer atractiva a una chica, enfocan a sus amigas suspirando al mirarla con cara de envidia. Tu hija que está viendo el programa mimetiza automáticamente ese sentimiento que trasmiten las caras de esas amigas y se contagia del deseo de ser como la protagonista.

Si además el director o guionista han decidido que la chica objeto de envidia tenga una talla 34 y esté cercana a la anorexia, ¿qué crees que será lo que envidiará tu hija?

 

Para justificar los actos violentos del guapo protagonista de una serie policiaca, los guionistas preparan previamente una escena donde él es agredido con dureza por un atacante. Cuando hacia el final de la película el intérprete tras una larga persecución y tras ser de nuevo golpeado en violenta pelea, acuchilla cruelmente 16 veces a su atacante, a tu hijo que está viendo la serie le sobreviene un sentimiento inmediato de justicia y complicidad con el protagonista, proporcionado por un instinto primitivo de venganza.

Si además el actor que interpreta al atacante tiene rasgos árabes, ¿qué sentimientos nacerán en tu hijo hacia las personas de esa etnia?

Estimulación de instintos primarios con objetivos económicos

La forma más directa de conseguir la venta de un producto a través de un anuncio o la fidelización a una serie televisiva no es desarrollando un guión que apele al área de razonamiento intelectual del espectador (neocortex cerebral) y que estimule su reflexión. Eso sólo lo realizan los grandes genios de la literatura, el teatro o el cine.

El objetivo de estos guionistas de anuncios y series policíacas son los bajos instintos del público (sistema límbico), que ni siquiera es consciente que está siendo manipulado emocionalmente con técnicas probadas científicamente.

La razón que les mueve a esta manipulación es muy simple. El mismo sistema límbico subconsciente de nuestro cerebro que manipulan es el encargado de efectuar las compras compulsivas e irreflexivas y también el que nos hace adicto a una serie de televisión durante meses, aunque dure 14 temporadas y 500 capítulos.

Como ya habrás adivinado, los instintos infantiles que más son manipulados son los relacionados con el sexismo, la violencia, la envidia, los celos, el racismo y la xenofobia.

Si estás de acuerdo con los valores que se desarrollan a partir de esos instintos (machismo, racismo, violencia, odio, vanidad, soberbia) entonces sigue permitiendo que los ojos y oídos de tus hijos sean alcanzados diariamente por el impacto de anuncios y series de televisión.

Si por el contrario esos valores entran en conflicto con los tuyos y con los que quieres para ellos, entonces te propongo que comiences cuanto antes a influenciarles en sentido contrario.

Es imposible evitar el 100% de impactos por anuncios, pero si es factible reducirlos en gran parte.

 

Resumen

  • La televisión atrapa nuestra atención, especialmente la de nuestros hijos. No la usamos bien, sino que nos usa ella a nosotros
  • Los anuncios están diseñados por expertos para estimular nuestro instinto consumista seduciendo emociones primarias, haciéndonos desear aquello que ni nos habíamos planteado que necesitábamos. Los anunciantes tienen interés en que veamos sus anuncios, pero a nosotros ni a nuestros hijos nos interesa verlos.
  • Es muy probable que la sobreexposición a la televisión y el constante bombardeo de anuncios tenga relación con el creciente número de niños con problemas con el sueño y la relajación y diagnosticados con Trastornos relacionados con la falta de descanso adecuado, como Déficit de Atención e Hiperactividad, retraso de crecimiento, dificultad con los estudios, agresividad y bullying, etc.

Family eating dinner

  • Comer viendo la televisión provoca que comamos más cantidad (estudio).
  • Con la intención de vendernos sus productos, los creadores de anuncios, series y otros programas de televisión implantan valores en nosotros y nuestros hijos, explotando la zona más primitiva de nuestro cerebro que es la misma que usamos para dejarnos llevar por compras impulsivas o para hacernos adictos a esos programas.

 

No te pierdas el próximo artículo donde te expongo 7 Claves para evitar que la televisión afecte a tus hijos, ni implante valores que no deseas para ellos.

EDUCACIÓN EN POSITIVO

TODO SOBRE LOS DEBERES

20 Nov , 2016  

La noticia del mes de Noviembre ha sido que la organización de Padres y Madres de Alumnos CEAPA, convocó una huelga de deberes para los fines de semana del mes.

Esto de los deberes me recuerda a cuando hace 30 años teníamos que ir a clase por las tardes. En los meses de primavera en Sevilla, con más de 32º de temperatura, las caminatas al Colegio o al Instituto eran terribles. Las clases eran aburridas y calurosas. En lugar de un entorno propicio para estimular el aprendizaje, aquello era una tortura absurda y además fácilmente remediable.dormida

Sin embargo, cuando yo mencionaba que era un error y una barbaridad estar tantas horas en clase y que interfería con mi capacidad de descanso y la necesaria desconexión del colegio, mis padres simplemente me pedían que dejara de quejarme con respuestas del tipo: “¿cómo no va a haber colegio por las tardes?”. En su cabeza no había reflexión posible. Las cosas son como son.

Algunos años después se racionalizaron los horarios de los colegios en España y los niños dejaron de tener que ir a clases por las tardes. Atrás quedaron años de discusiones con familiares y padres de alumnos que no cuestionaban el estado de las cosas y no se planteaban igual que yo que lo existente era ineficiente y que podía mejorarse.

Hoy día mis hijos ya no tienen aquel problema, pero sin embargo aún perduran otros igualmente absurdos, también nacidos en siglos pasados, que de igual forma deberían desaparecer: Los más evidentes son los exámenes y los deberes.

Los Deberes son «Trending Topic» en España

pablo-iglesiasGracias a la convocatoria de huelga de la CEAPA, últimamente se suceden debates en televisión, prensa, radio e Internet. Por ejemplo, Pablo Iglesias de Podemos explicaba a unos niños en un programa de TV que “no debería haber deberes en Primaria”. La ingeniera Eva Bailén registró una petición en change.org donde recogió 220.000 firmas por una mejor racionalización de los deberes. La organización de Padres y Madres de Alumnos CEAPA, ciudadanosllamaron a una huelga de deberes en el mes de Noviembre. La asociación de Padres de Alumnos de escuelas privadas concertadas CONCAPA fuertemente conservadora, está en contra de las huelgas por principios, y no las secunda. Sin embargo el partido conservador Ciudadanos se ha hecho eco y ha presentado una propuesta para “reducirlos”, que finalmente se debatirá en el Congreso. Algo es algo.

 

La OCDE informa que en España en la ESO se ocupan 6’5 horas a la semana para hacer deberes, y en primaria más. A esas horas hay que añadir además las 7  diarias que los niños se pasan en la escuela de media.

Debido a que los niños estudian varias asignaturas y de casi todas tienen deberes, la situación en casa es desesperante. Si además tienen varios profesores para cada una, al no existir coordinación entre ellos respecto a los deberes, el número se multiplica a niveles de tortura.

Según una encuesta de Metroscopia, el 61% de los Españoles piensan que hay demasiados deberes. ¿Y el resto qué piensan? ¿Que son útiles para sus hijos?

A quién interesan en realidad los Deberes

Si los niños pudieran elegir, decidirían masivamente que no quieren tenerlos. A cualquier edad que les preguntes, no sienten ninguna motivación por hacerlos porque no ven ninguna relación entre los deberes y una mejora de su aprendizaje ni se sienten motivados para hacerlos.

A muchos profesores sin embargo, que han sido adiestrados desde siempre en mandar trabajos para casa, les interesa realizar encargos domésticos, con la esperanza de que los niños vuelvan con la lección mejor aprendida. Si les preguntas a los profesores, la mayoría los justifica repitiendo argumentos obsoletos que perduran desde hace décadas y que ninguno se ha replanteado (“ayuda a reforzar lo aprendido en clase”, “en la vida también vas a tener que llevarte trabajo a casa”, “promueve la cultura del esfuerzo”, y bla bla bla). Al fin y al cabo “siempre ha sido así”.

explotacionSalvando las distancias, pretender que los deberes estimulan la cultura del esfuerzo es tan acertado como defender que el trabajo infantil en las fábricas de Apple o ZARA en Asia promueve la formación profesional de los pequeños y les ayuda a prepararse para cuando sean mayores.

A muchos maestros no les parece bien encargar deberes, pero lo asumen porque es una exigencia profesional que ellos están “obligados” a mantener aunque no les guste. Esta es la razón por la que los mejores profesores del mundo como César Buena siguen encargando deberes.

Lo cierto es que existe una correlación entre los países donde se encargan menos deberes y los que tienen más éxito educativo. Puedes ver un informe aquí.

¿Pero es que hemos perdido todos la cabeza? Reseteemos, por favor: Nuestra obligación como padres y madres es conseguir hacer felices a nuestros hijos y ayudarles a desarrollar todo su potencial innato. Por ello, como dice la profesora y autora Katharine Samway “cuando las prioridades de la escuela están equivocadas, no hay que aceptarlas”.

Si piensas que los niños tienen que acostumbrarse a hacer lo que les digan en el cole, y que aún no son maduros para opinar sobre lo que verdaderamente les estimula o les aburre, entonces este no es tu blog. Aquí defendemos que sin la colaboración de ellos y sin contar con su estado de ánimo, no vamos a conseguir hacerles desarrollar todo su potencial y ayudarles a ser felices.

Muchos defensores de los deberes dicen que los niños necesitan experimentar el descubrimiento de respuestas mediante retos, enfrentándose en soledad a problemas a los que deben encontrar solución sin ayuda externa. Como desgraciadamente en la mayoría de los casos esos desafíos no son proporcionados por los padres, la escuela justifica la asignación de deberes poniendo este objetivo como excusa. Sin embargo raramente se cumple porque los niños, agotados y aburridos, acaban bien no resolviendo los retos o bien acudiendo a sus padres en busca de ayuda.

Los Deberes de los padres

También muchos padres que “disfrutaron” de deberes como parte de su añorada infancia, defienden este martirio con argumentos como “todos tenemos deberes. Yo trabajo y tú tienes que hacer deberes”.

Otros padres usan el tiempo de deberes como un segundo “aparcamiento” para los hijos (tras la escuela), que los mantiene entretenidos y a ellos les permite estar tranquilos mientras tanto para poder dedicarse a sus propias tareas.

En el fondo lo que ocurre es que estos padres no cuestionan lo establecido como no cuestionaban la «mili» obligatoria. Si se suprimieran, en un par de años lo verían normal y defenderían que los deberes no son necesarios. Es común en la condición humana ver lógica una situación existente y no cuestionarla. Se denomina «sesgo de status quo«

Ocurrió igual cuando erradicaron las clases de las tardes, como decía al principio: Un año eran lógicas y el siguiente eran algo del pasado ya superado.

En el colmo de lo absurdo, los padres acabamos participando muchas veces en las tareas de nuestros hijos. En esos casos, los tradicionales argumentos a favor de los deberes tienen aún menos sentido. Cuando los corrigen, los profesores no evalúan las capacidades de trabajo del niño, sino de toda la familia.

deberes .
Cuando niños y adultos se llevan trabajo a casa, la convivencia familiar sufre. Las presiones de los padres para que sus hijos terminen los deberes, las reclamaciones de los niños para que les ayuden, las tensiones que se producen por no acabarlos a tiempo y que perduran hasta horas nocturnas y restan tiempo de sueño, las discusiones entre la pareja porque “la niña va a demasiadas extraescolares y no le da tiempo de hacer sus deberes”…

 

Las actividades extraescolares

Los niños hoy día tienen actividades extraescolares que en muchos casos suplen las carencias formativas del sistema educativo formal o que llenan un espacio de disfrute necesario para su desarrollo psicológico y su felicidad, es decir, el relacionado con la necesidad de juegos y ocio.

natacionHay un tipo de actividad extraescolar que como padre considero obligatoria y es la relacionada con el desarrollo físico o con la práctica de algún deporte que permita desarrollar las capacidades psicomotrices de los niños más allá de gatear y andar. Me refiero a habilidades como correr, saltar, nadar, bucear, hacer el pino, colgarse de una barra, hacer flexiones o sentadillas, etc.

Necesariamente estas capacidades deben ser realizadas en actividades extraescolares, porque considerar suficiente la Educación Física que hacen en el colegio es de risa. Probablemente España es el país con peor formación física del Primer Mundo, y es debido a que en las escuelas no se considera al mismo nivel de importancia que las matemáticas o el lenguaje, aunque lo sea. El número de horas semanales que le dedican no da para desarrollar adecuadamente la fuerza, flexibilidad, velocidad, resistencia ni las habilidades acuáticas (Los países donde se considera primordial la Educación Física desde la primera infancia son los que obtienen más medallas en Campeonatos Mundiales y Olimpiadas. ¿Casualidad? No creo).

Inscribir a los hijos en clases de Natación, Artes Marciales, Atletismo o Gimnasia Deportiva sería lo ideal ya que este tipo de deportes son los más completos. Si tus hijos aborrecen los 4, al menos deberían participar un par de tardes por semana en clases de juegos como fútbol, baloncesto, balonmano, vóley-ball, etc.

Estas actividades extraescolares forman parte del sistema formativo de las tardes, tan importante como el sistema formativo matinal (el colegio).

El problema es que los deberes del sistema matinal interfieren con las actividades del sistema formativo de la tarde.

¿Pero para qué sirven los deberes en realidad?

El único valor de los deberes es el de implantar en el niño el hábito de realizar trabajos de búsqueda o investigación por sí mismo, sin ayuda de sus padreso el de memorizar lecciones. El problema es que esto no se cumple por varios motivos:

  • Llegar a casa tras 7 horas de clase y ponerse a investigar es un error garrafal, como sabe cualquier neuropsicólogo y pedagogo. El cerebro y el resto del cuerpo está agotado de las clases y necesita descansar y “resetear” realizando otras actividades diferentes (juegos o extraescolares estimulantes).
  • En la mayoría de los casos los deberes son muy aburridos y ningún niño inteligente se contenta. Si el tuyo se conforma SIN rechistar, es un caso entre un millón.
  • En muchos casos se ponen deberes sin haber explicado la materia en clase porque no dio tiempo. La madre coge el libro y se lo explica ella…
  • Cuando un niño está agotado o aburrido no se puede concentrar para hacer bien sus tareas o resolver cálculos. Al final acaba acudiendo a sus padres, que inevitablemente acaban por hacer suyo el problema y los deberes. “Pero si es muy sencillo cariño…” les animamos mientras ellos piensan “pues hazlos tú, lista”, deseando salir a jugar a la calle.
  • Muchas veces los deberes no son ni revisados por los profesores por falta de tiempo ya que no pueden supervisar con la calidad suficiente el trabajo de 25 niños en clase, y menos si la profe tiene más de una clase.
  • La memorización de temas es el mayor error de todo el Sistema Educativo español y de otros países que peor puntúan en los informes PISA. Muchos profesionales necesitan recordar cientos de conceptos para el desempeño de su trabajo, pero estos se retienen mediante la experiencia a fuerza de trabajar con ellos durante varios años, y no mediante deberes de memorización. Los conceptos básicos como las tablas de multiplicar o el abecedario deberían entrenarse en clase y no empollarse en casa. La inmensa mayoría de lo memorizado en el hogar dura justo el año del curso. Si no me crees, pregunta a tu hijo cualquier dato memorizado en su curso del año pasado.

Por todo ello es un grave error incluir en la evaluación de los niños los resultados de sus deberes y una pérdida de tiempo ineficiente examinarles de conocimientos memorizados en casa que olvidarán en menos de un año.

El error de sobrecargar el aprendizaje con deberes

deberes-4Para desarrollar el aprendizaje de nuevas habilidades nuestro cerebro tiene un umbral de agotamiento que no se puede traspasar, a riesgo de malograr o retrasar la consolidación de las nuevas competencias que se estén enseñando.

La prevención del cansancio durante toda la temporada es un factor que un buen entrenador tiene en cuenta para la planificación del calendario de sus deportistas. Sin embargo nadie en nuestro Sistema Educativo (colegio, profesores, padres) vigila la capacidad de descanso y recuperación intelectual de los niños durante el año escolar.

Nuestro Sistema Nervioso posee una enorme plasticidad, o capacidad de adaptación y aprendizaje, de forma que con un entrenamiento adecuado somos capaces de nadar, montar sobre bicicletas y patines sin caernos, hacer el pino, etc… De la misma forma es capaz de aprender a desarrollar destrezas intelectuales relacionadas con el cálculo, la reflexión, uso de varios lenguajes, etc. Siempre que se encuentre descansado y recuperado, claro.

Fatigar el cerebro del alumno y saturarlo con información a memorizar es un error recurrente en nuestro Sistema Educativo que da como consecuencia unos resultados desastrosos en las evaluaciones internacionales como el informe PISA.

Los deberes son un elemento más de saturación que aporta nada o casi nada a la mejora de las competencias y que deja a los niños hastiados de trabajar y sin ganas de volver al día siguiente a seguir aprendiendo.

En este escenario descorazonador para nuestros hijos, me gustaría proponerte ideas para ayudarles a superar los deberes. No te pierdas el próximo post: 7 Claves para ayudar a tus hijos a superar los Deberes.