Sobre mí

Cuando éramos pequeños nuestros padres tenían que aprender por su propia experiencia como educarnos. Aunque la información básica sobre alimentación, sueño, etc se trasladaba de abuelos a padres, en lo relacionado con la educación infantil y juvenil, cada madre o padre “experimentaba” y aprendía a golpe de errores y problemas. Normalmente el segundo y siguientes hijos se beneficiaban de lo aprendido con el primero, pero aún así existía un gran desconocimiento general sobre la mejor forma de ayudarles a ser felices, inteligentes, buenas personas, etc…

Muchas veces hemos oído la frase “los niños vienen sin manual de uso” y hemos sonreído pensando que es cierto. Sin embargo no lo es. Al menos desde 1970, cuando el psicólogo norteamericano Thomas Gordon publicó su primer libro “Padres Eficazmente Preparados” ya era posible conocer de manos de un experto en conducta, los métodos y estrategias más adecuados para utilizar en nuestra labor como educadores (hoy día conocido también como Coach). El problema es que Gordon publicó su libro en inglés y nuestros padres no llegaron a leerlo ni a aplicarlo.

Es una pena la cantidad de conocimiento existente en el mundo del que somos ajenos por no dominar el inglés. Científicos de todas las áreas (medicina, nutrición, deporte, comportamiento, ingeniería, sociología, etc) realizan descubrimientos y publican libros casi a diario, pero nosotros seguimos utilizando información obsoleta que tiene ya 15 o 20 años. En el terreno de la educación infantil y juvenil aún creemos viejos consejos sobre castigos, normas, disciplina, deberes, problemas con la alimentación o el sueño, acoso escolar o bullying, etc. ¿Aún crees que que si no la tomas rápido, al zumo de naranja se le van las vitaminas?)

Para colmo la explosión de Internet ha ampliado de forma espectacular nuestro acceso a conocimiento publicado (estudios, libros, blogs, webs, etc). Al mismo tiempo en Internet también seguimos encontrando información falsa o desfasada. Por eso hay que tener una sólida base de conocimiento a partir de las publicaciones de expertos como Gordon, Seligman, Gottman, Ginsburg y otros

Antes que nada aclarar que no soy psicólogo, educador infantil, pedagogo o pediatra, más allá de lo que me toca jugar esos papeles como padre de un niño y una niña de 11 años. Soy un investigador y analista (tecnología, deporte, nutrición, educación) que además de disfrutar con pasión lo que voy descubriendo cada día, he adquirido durante mi trayectoria profesional y personal las principales características de un analista:

  • Estudio a fondo a partir de una extensa bibliografía de los mayores expertos en educación infantil, y de estudios clínicos publicados en la mayor base de datos mundial de investigaciones científicas (pubmed.com)
  • Trabajo únicamente con datos. No con suposiciones, corazonadas ni sensaciones
  • Sigo las mejores prácticas y estándares conocidos
  • Leo y escucho al mayor número posible de implicados (educadores, pediatras, psicólogos, otros padres…)
  • No me conformo con la primera conclusión aparente. Sigo investigando
  • Incorporo datos de otros campos distintos para enriquecer el análisis (PNL, Conductismo, Indefensión Aprendida, Negociación, Coaching, etc.)
  • Utilizo las últimas tecnologías vinculadas a Internet para estar actualizado diariamente sobre los avances más recientes relacionados con la educación infantil. Me mantengo suscrito a noticias y blogs on-line sobre la materia que analizo a diario para publicar las más interesantes en este Blog (siempre incluyendo las fuentes, claro)
  • Publico información concluyente o en fase de investigación y las expongo a la crítica y la revisión.

Si tuviera que definir mi trabajo diría que soy un intermediario o Broker de Conocimiento. Al recopilar el conocimiento científico actual más reciente y ponerlo al alcance del público, difundo las investigaciones y el conocimiento más actualizado de los expertos en educación infantil. Mis labores de exploración incansable y el mantenerme permanentemente al día sobre todo lo relacionado con los hijos, me permite también descubrir nuevas ideas para mejorar su potencial. Ideas que comparto en este Blog, y para las que estoy abierto al debate.

El modelo de “coaching” tan extendido en el mundo profesional, tiene aplicación directa al mundo de la educación infantil. Nuestros hijos se merecen padres y madres bien informados y con herramientas de apoyo acordes al siglo XXI.

En el presente Blog publicaré la última hora sobre el Conocimiento relacionado con el mundo de los hijos para que pueda ayudarte al tomar tus propias decisiones con los tuyos, basado en la información más avanzada disponible y no en suposiciones, tal y como yo hago a diario con los míos.

Además, si quieres que publique algún artículo sobre algún asunto que te interese o preocupe sobre los niños, envíame un mensaje a info@coaching-infantil.com y te responderé si podré hacerlo y cuando, o al menos dónde puedes dirigirte en la búsqueda de esa información que te preocupa o interesa.