bad-behaviour

Problemas de comportamiento

7 maneras en que los Padres animan sin saberlo el mal comportamiento de sus hijos

30 Nov , 2016  

¿Haces tú alguna de estas cosas que animan al mal comportamiento en los niños?

¿Cómo dices? ¿Que nunca animarías las conductas inapropiadas de tu hijo? Si estás haciendo algo de lo siguiente, podrías estar haciendo justo eso. Los niños aprenden a comportarse mal, de la misma forma que aprenden a ser buenos, amables y educados.

Aquí tienes algunas formas comunes en que los padres animan sin querer el mal comportamiento de sus hijos.

  1. No ser firme

Le dices que no a una chuchería extra. Tu hijo tiene un berrinche. Le das esa chuche.

Acabas de establecer un mensaje claro en la mente de tu hijo de que al insistir o patalear consigue exactamente lo que quiere, y que lo que tú le digas en un momento dado, no importa porque puedes cambiar de opinión. 

  1. No terminar lo que empiezas

¿Has visto alguna vez a un padre o madre lanzando amenazas vacías? En plan, “si haces eso una vez más, (voy a apagarte la tele / no te llevo a jugar el partido / te quedas sin helado, etc)”, y luego no continuar con las consecuencias cuando el niño no hizo lo que le pidió? Si tienes este hábito tu hijo probablemente tiene el hábito de no escucharte cuando le pides que haga o no haga algo. ¿Por qué iba a hacerlo si no hay consecuencias?

  1. Excusarle

Está cansado… Aún es joven… Tiene hambre…

Por supuesto los niños no pueden estar en su mejor forma el 100% del tiempo. Ni es justo ni es posible. Los niños tienen hambre y se cansan y se ponen de mal humor, especialmente cuando son pequeños y aún no tienen capacidad de expresar sus emociones. Incluso los niños mayores en edad escolar pueden tener sus momentos malos. Pero si pones excusas por tu hijo todo el tiempo, entonces: Houston, tenemos un problema.

  1. Gritarle

gritarPuedes pensar que gritar hará más probable que te oigan y obedezcan, pero igual que pasa con el cachete, se trata una solución a corto plazo que no solamente pierde efectividad a largo plazo, sino que puede dañar tu relación con ellos.

Hablarle a tu hijo en una forma educada pero firme te dará mejores resultados y fortalecerá tus lazos parentales.

 

  1. Amenazarle

Hay una diferencia entre advertir a un niño de que habrá consecuencias si se porta mal (perder el videojuego si le pega a su hermano, por ejemplo) o amenazar con castigarle.

Un estudio fascinante demostró que cuando los niños son amenazados con castigos por mentir, se hacen más propensos a mentir.

En un reciente estudio de investigación en la Universidad McGill de Montreal (Canada), 372 niños entre 4 y 8 años fueron evaluados para ver qué influenciaba el que mintieran. “Queríamos ver qué cosas aumentan la probabilidad de la honestidad y deshonestidad en los niños”, dice la doctora Victoria Talwar, profesora asociada y autora principal del estudio. Para averiguarlo, los investigadores dejaron a cada niño solo en un cuarto durante un minuto y les pidieron que no miraran un juguete, que habían dejado en una mesa detrás de ellos. Una cámara oculta grababa lo que los niños hacían, y cuando los investigadores volvieron a la habitación, les preguntaron si se habían vuelto o no a mirar el juguete. Alrededor de 2/3 de los niños mintieron sobre lo que habían hecho en realidad. Los niños mayores tendían a ser más honestos pero también eran los mejores mintiendo.

Un descubrimiento aún más interesante fue que los niños eran menos propensos a contar la verdad cuando tenían miedo de ser castigados por mentir y más proclives a ser honestos cuando les decían que agradarían a los adultos o que decir la verdad era lo correcto y que se sentirían mejor con ellos mismos.

Y si le amenazas sin que se cumplan las consecuencias (ver número 2. No terminar lo que empiezas), entonces le estás dando al niño aún menos razones para que haga lo que le pides.

  1. Pegarle

pegarLos estudios demuestran que el castigo corporal conduce a resultados muy poco deseables en los niños como mayor agresividad, menor empatía, comportamiento antisocial y menor auto-estima, entre otros. Añádele la falta de efectividad a largo plazo (se les ha adiestrado a ser más desafiantes a largo plazo y la lección que aprenden es como evitar el dolor, y no como regular su propio comportamiento y a tomar las decisiones adecuadas) lo que convierte al castigo corporal en una solución muy poco efectiva a largo plazo para cualquier problema de comportamiento de los niños.

  1. Sonreír o reír ante sus comportamientos

Si, puede ser adorable cuando tu niño salta encima de la silla en un restaurante cuando ponen su canción favorita o cuando come con las manos. Pero la mala educación y la falta de protocolo básico no son divertidos para el resto de personas que os rodean, y si te equivocas al no detener su mal comportamiento cuando te parece gracioso, tu hijo continuará haciendo lo que le dé la gana y muchos incluso intentarán hacer más ruido y ser aún más molestos para obtener más risas.

Publicado el 30/11/2015 por Katherine Lee en inglés en la página web www.verywell.com dedicada a asuntos de salud física y mental para niños y adultos:

https://www.verywell.com/how-parents-encourage-bad-behavior-in-kids-620123

Valora este post
[Total: 1 Media: 3]
Suscríbete a nuestro boletín

¿Te ha sido útil? Comparte en redes sociales

, ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *